Última Hora

Internacional

Un tribunal de Bangladesh condena a 90 años de prisión a un líder islamista

El veredicto se hizo público entre violentas protestas islamistas que comenzaron ayer y han continuado hoy con una huelga

Agencia EFE Hace 7/15/2013 7:56:00 AM

Nueva Delhi, 15 jul (EFE).- Un tribunal de Bangladesh condenó hoy a 90 años de cárcel al nonagenario líder islamista Ghulam Azam por su implicación en crímenes de lesa humanidad en la guerra de independencia de Pakistán de 1971, informó una fuente judicial.

Azam, líder espiritual y secretario general durante el conflicto de Jamaat-e-Islami (JI), principal partido religioso de Bangladesh y que apoyó a Pakistán en el conflicto, es el quinto líder islamista condenado en 2013 por este tribunal creado por el actual Gobierno.

El veredicto se hizo público entre violentas protestas islamistas que comenzaron ayer y han continuado hoy con una huelga convocada por JI, que ha provocado enfrentamientos entre miembros del partido religioso y las fuerzas de seguridad que han causado dos muertos.

Las dos víctimas mortales se suman a los cerca de 200 muertos registrados en las manifestaciones islamistas y disturbios desencadenados por las sentencias de ese tribunal de guerra en distintos puntos del país asiático en los últimos meses.

Tras conocerse la sentencia de hoy, un grupo de antiislamistas comenzó una manifestación en protesta por lo que consideran una pena leve contra el líder islamista y pedían la pena de muerte.

El tribunal de crímenes contra la humanidad encontró a Azam culpable de los cargos de asesinato, tortura, incitación, conspiración, planificación, complicidad en genocidio y no prevenir asesinados.

Los jueces desestimaron la pena de muerte dada la avanzada edad de Azam, de 90 años.

"Estará en la cárcel hasta que muera", reza el veredicto, dijo M. K. Rahman, abogado de la acusación, al medio local digital bdnews24.com.

La defensa anunció que recurrirá la sentencia del islamista, máximo responsable de JI entre 1969 y 2000, y hoy líder espiritual de la organización.

Según datos no oficiales, en la guerra que independizó a Bangladesh de Pakistán murieron tres millones de personas y cientos de miles de mujeres fueron violadas.

Unos números que convierten al "genocidio de 1971 en el peor tras la Segunda Guerra Mundial y que solo puede ser comparado con el genocidio cometido por los nazis", afirmó el juez Anwarul Haque en el tribunal.

La Liga Awami de la primera ministra, Sheij Hasina, en el poder desde 2009, ha puesto especial énfasis en atribuir responsabilidades por este episodio de la historia, algo que ha sido una reclamación gran parte de la población.

En la práctica, no obstante, la mayoría de los imputados -y los cinco condenados hasta la fecha- por crímenes cometidos en la guerra de 1971 son cabecillas de Jamaat-e-Islami.

Pese a su carácter minoritario, el JI es una formación muy influyente -se ha aliado tradicionalmente con la principal fuerza opositora, el Partido Nacional- y capaz de movilizar con éxito a sus bases, que en lo que va de año han lanzado continuas protestas.

La violencia suele intensificarse en Bangladesh cuando se acercan importantes fechas electorales, como los comicios legislativos que se celebrarán a finales de este año o principios del que viene.