Última Hora

En Costa Rica, aproximadamente 14 mil adolescentes quedan embarazadas cada año.

Por eso, una campaña lanzada ayer busca prevenir esta situación. Se trata de una serie de spots publicitarios que reúnen a figuras reconocidas en el país, quienes le hablarán de cerca a los jóvenes, intentando generar un cambio en el rumbo de esta problemática.

Oscar Valverde, asesor en salud reproductiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas, destacó que la mayoría de hombres que embarazan a adolescentes son mayores, los cuales aprovechan su relación de poder.

“No se puede hablar de convencimiento cuando se está frente a una situación desigual de poder. No es natural que un hombre adulto aproveche la circunstancia natural de la adolescente para dejarla luego en esa situación”, explicó.

La campaña pretende que los jóvenes ejerzan su sexualidad, pero de manera responsable, que entiendan que cada cosa que hagan va a tener una consecuencia.

La otra dimensión es llamar la atención de que en esto hay responsabilidad de todas las personas, no solo de los adolescentes, sino de todos aquellos que tienen la posibilidad de cuidarlos, dijo el especialista.

Leonora Jiménez, modelo y miembro de la campaña, afirmó que su motivación para formar parte de ella inició con el interés por informarse, pues se vio en medio de ese tema que tiene muchas aristas en varios puntos sensibles de la sociedad.

“Tenemos que brindarle información a los jóvenes para que si quieren tomar la decisión de dar ese paso, lo hagan de manera responsable”, aseguró.

Para ella, el problema no ha sido dimensionado de manera correcta, pese a lo importante y la magnitud que tiene. Por eso, considera que una de las claves para reducir la cantidad de embarazos adolescentes se encuentra en hablar de la sexualidad en el seno de la familia.

“El silencio hace tanto daño como la mala información. No solo desde la campaña debemos darle importancia al tema, a esto deben sumarse todos”, destacó.

El éxito de la campaña, para ambos, está en hablar claro y dejar de tomar el tema de la sexualidad como un tabú, abordarlo sin tapujos y mejorar las condiciones para que la difusión sea mejor.