Última Hora

Los agentes de la Sección de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial tratan de establecer la forma en que un bebé de apenas dos años sufrió serias lesiones en su cuerpo.

El pequeño murió la madrugada de este jueves en su casa de habitación en Sabanilla de Montes de Oca.

La primera revisión que le hicieron al cuerpo del niño en la Medicatura Forense, reveló que tenía al menos tres costillas fracturadas y una lesión en el intestino.

Ante este panorama los investigadores allanaron la casa en donde el menor convivía con su madre de apellido Díaz.

Allí decomisaron varias bolsas con ropa para tomar muestras de fluidos corporales que podrían ser de importancia para las pesquisas.

De momento los agentes se encuentran a la espera de que la Medicatura Forense emita un informe preliminar de la autopsia y que ratifique que la causa de muerte fue homicida.