BBC Mundo

El extraordinario momento que capturó el fotógrafo Sergio Tapiro en volcán de Colima y que premió NatGeo

Luego de hacer más de 300.000 imágenes de volcanes, Sergio Tapiro consiguió la que considera "la fotografía más maravillosa" de su vida.

AUG 04 2017

"Se echó a perder" fue lo primero que pensó Sergio Tapiro.

El fotógrafo estaba a unos 12 kilómetros de distancia del volcán de Colima , en el oeste de México, intentando capturar una erupción en la montaña cuando ocurrió el momento único.

Una explosión en el volcán elevó una gran nube de ceniza, rocas incandescentes y de pronto se escuchó un rugido, "como si fuera un jet", relata Tapiro a BBC Mundo.

"Entonces surge este rayo, un rayo enorme, fue tremendo. Fue tanta la luz que dije 'mi fotografía se echó a perder'", recuerda de esa noche de diciembre de 2015.

Al revisar qué había captado su cámara, comenzó a ver la secuencia de fotos tomada y apareció la que considera "la fotografía más maravillosa" de su vida .

"Estaba muy emocionado. Brinqué de emoción, le tomé una foto con mi celular a la pantalla y hasta que la bajé a mi computadora comprobé que todo estaba perfectamente", dice Tapiro.

Desde entonces esa gran imagen ha ganado varios reconocimientos, uno del certamen World Press Photo 2016 y otro del Oasis Photo Contest , y esta semana la revista National Geographic seleccionó a Tapiro como fotógrafo de viajes del año en la sección Naturaleza.

"Estoy muy orgulloso como mexicano, como latinoamericano, que la fotografía que hacemos en estas latitudes se vea a estos niveles", celebra el fotógrafo de 46 años.

Buscar la suerte

Desde 2002, Tapiro ha hecho de la fotografía de volcanes uno de sus proyectos de vida, a la par de que realiza trabajos de fotoperiodismo para agencias mexicanas y extranjeras.

Calcula que ha tomado más de 300.000 fotos de volcanes , pero señala que solo "100 son las buenas".

"El fotógrafo tiene que ser muy estricto a la hora de elegir su material. Puedes tener mucha cantidad, pero si eres incapaz de filtrar y elegir lo que es bueno significa que no conoces tu trabajo y es difícil que puedas compartir con la gente", dice.

¿Pero acaso momentos como el que captó en el volcán de Colima son cuestión de suerte?

Para Tapiro, la suerte es "un factor bien importante", pues los fotoperiodistas tienen que estar en el lugar donde ocurren las cosas en el momento en que acontecen. Pero no solo es ser oportuno .

"Para que ocurra esta suerte, tienes que trabajar, tienes que estar presente. No puedes tomar una buena foto si no estás dispuesto a sacrificarlo todo para lograrla", explica.

En diciembre de 2015, pasó 20 noches frente al volcán de Colima en las que analizó cuál era el mejor encuadre, enfoque y velocidad para lograr la mejor imagen.

"Una suerte que me ha llevado 15 años de trabajo y miles de fotografías tomadas", señala.

Molly Roberts, editor de foto sénior de National Geographic dice que esta foto es "un momento poderoso capturado de una manera hermosa".

"Sergio ha centrado su lente en el volcán durante 15 años y su concentración magistral es evidente en la hermosa imagen del volcán en erupción", dice Roberts, quien fue uno de los jueces del concurso.

"Somos muy impacientes"

Además de persistencia, Tapiro reflexiona sobre la paciencia que es tan escasa en la actualidad en la que cualquier persona con un móvil en la mano se convierte en fotógrafo.

"Somos muy impacientes. Esa es una de las características de la generación millennial , quieren todo rápido. En la fotografía te encuentras que no es cuando tú quieras. Vas a tener que esperar a que las cosas ocurran. Tienes que cambiar tu estado mental para poder lograr las fotografías", indica.

Este fotoperiodista recuerda una imagen que consiguió en las islas Falklands/Malvinas, donde acercarse a los pingüinos era todo un reto y tuvo que arrastrarse para hacer la imagen.

"Si yo hubiera llegado como un turista desesperado a tomar fotos, los pingüinos hubieran corrido. Tuve que esperar media hora para tomar una sola fotografía. Así debes ser con la paciencia y con la persistencia", dice.

Para afinar el ojo fotográfico, explica Tapiro, es básico analizar las fotos de los profesionales, pero también hace reflexión de los errores en las fotos propias.

"Nuestra educación visual debería cambiar un poquito para empezar que comencemos a conocer más de la buena fotografía", dice.

Los otros ganadores

El concurso de Fotógrafo de Viajes del Año de National Geographic tuvo ganadores en las categorías Gente, Ciudades y Naturaleza , esta última ganada por Tapiro.

Norbert Fritz ganó la categoría Ciudades con su imagen del interior de la biblioteca de la ciudad de Stuttgart, Alemania.

La ganadora del primer lugar en la categoría de Personas fue la que presentó F. Dilek Uyar capturó un derviche, un especie de monje musulmán, mostrando sus armas en Turquía.

Todas las fotografías tienen derecho de autor.

¿Qué opinas de esto?

Más recientes