Última Hora

Siempre compartiendo con ustedes historias inspiradoras de grandes mujeres emprendedoras hoy queremos presentarle a Stella Fernández.

En busca de algo para iniciar un negocio propio, Stella lo intentó todo, recicló, hizo manualidades y trabajó en una finca hasta que encontró lo que hoy llama su pasión… los zapatos.

Nadie sabe en qué momento se va a "tropezar" con su destino, por eso es mejor mantener los ojos abiertos. Así inició la historia de esta mujer que hoy camina en zapatos elaborados por ella misma.

Empezó comprando gran parte del material para irlas armando y diseñando, hasta que por cuestiones de disponibilidad de productos decidió hacerlo todo ella. Ahora, ella misma diseña, corta, pinta y arma cada una de sus sandalias.

Sus diseños son creativos, llamativos y elegantes, ella busca satisfacer el gusto de sus clientas con opciones cómodas y bien hechas. Sus familiares fueron sus primeros clientes y hasta hoy siguen siendo sus más exigentes críticos.

Como todo buen negocio, ha ido levantándose poco a poco asegurando una base firme a futuro. Estela comercializa sus sandalias desde un pequeño negocio que ella misma administra, ella distribuye y entrega sus pedidos.