Última Hora

Internacional

Japón dice enfrenta amenazas crecientes de China y Corea del Norte

Japón enfrenta cada vez más amenazas a su seguridad por parte de China y Corea del Norte, dijo el Ministerio de Defensa en su primer reporte anual desde que el primer ministro Shinzo Abe asumió el poder.

Agencia Reuters Hace 7/9/2013 10:59:00 AM

Japón enfrenta cada vez más amenazas a su seguridad por parte de China y Corea del Norte, dijo el Ministerio de Defensa en su primer reporte anual desde que el primer ministro Shinzo Abe asumió el poder.

El reporte fue muy crítico de las acciones de China en aguas cercanas a islotes del Mar de China Oriental reclamadas por ambos países y desató una dura respuesta de Pekín, donde una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que Japón estaba exagerando la amenaza para "crear artificialmente tensión y confrontación regional".

Las relaciones sino-japonesas han estado tensas por la disputa territorial así como por declaraciones de Abe sugiriendo que quiere presentar la historia de guerra de Tokio en un tono menos pesaroso.

"Hay varios temas y factores desestabilizantes en el ambiente de seguridad que rodean a Japón, algunos de los cuales se están volviendo cada vez más tangibles, agudos y serios", dijo el documento de defensa, emitido en momentos en que políticos del partido gobernante llamaron al Ejército japonés a fortalecer su habilidad para responder.

El general que comanda una brigada aérea japonesa, cuyos paracaidistas estarían entre los primeros soldados en responder a un ataque en una isla lejana, dijo a Reuters que su unidad podría beneficiarse de herramientas de inteligencia, incluyendo aviones no tripulados.

"Para cualquier operación en una isla, la inteligencia es crucial", dijo Tadao Maeda, general al mando de la Primera Brigada Aérea, en una entrevista.

En la actualidad, su unidad depende de inteligencia de fuerzas terrestres o marítimas. Japón ha destinado fondos en su presupuesto de este año para analizar la posibilidad de adquirir aviones no tripulados.

El reporte del Ministerio de Defensa dijo que "China ha intentado cambiar el status quo por la fuerza basado en su propia afirmación, que es incompatible con el orden existente de la ley internacional".

"China debe aceptar y atenerse a las normas internacionales", agregó.

La disputa sobre los islotes del Mar de China Oriental estalló en septiembre pasado después de que Japón nacionalizó las islas, conocidas como Senkaku en Japón y Diaoyu en China.

Barcos de ambos países patrullan rutinariamente las islas, generando preocupaciones de que un colisión no intencional o cualquier otro incidente pueda llevar a un enfrentamiento mayor.

REFORZAR LA DEFENSA
Abe volvió al poder después de que su bloque gobernante ganó una elección general a fines del año pasado, prometiendo revivir la economía y fortalecer las defensas de Japón.

También quiere revisar la Constitución pacifista posterior a la Segunda Guerra Mundial para legitimizar a su Ejército, aunque obtener apoyo para estas revisiones podría llevar tiempo.

Japón ya está reforzando la defensa de las disputadas islas y este año aumentó el presupuesto en la cartera por primera vez en 11 años.

El Ejército está realizando ejercicios conjuntos con Estados Unidos, su principal aliado de seguridad, y fortaleciendo las defensas contra ataques de misiles, mientras el Gobierno revisa su política de defensa de mediano plazo.

Japón planea diseñar un nuevo plan de defensa en diciembre y el Partido Liberal Democrático (PLD) de Abe presentó al Gobierno recomendaciones que incluían analizar la posibilidad de adquirir la capacidad para atacar objetivos enemigos.

Japón ha sostenido que tiene derecho a atacar blancos enemigos cuando hay una intención clara de atentar contra Japón, la amenaza es inminente y no hay otras opciones.

Pero cualquier muestra de que Japón avance hacia obtener esas capacidades podría molestar a China y Corea del Sur.

Corea del Norte lanzó un misil en diciembre, incrementando la amenaza que el Estado aislado y pobre representa para sus rivales. En febrero, realizó un nuevo test nuclear, que dejó a Pyongyang más cerca de desarrollar misiles nucleares.

"El lanzamiento de un misil (...) mostró que Corea del Norte ha avanzado en sus tecnologías para extender el rango y mejorar la puntería de sus misiles balísticos", destacó el documento.