Última Hora

El cabello es la zona del cuerpo a la que más tiempo y dinero se le dedica; las mujeres desde temprana edad lo planchan, rizan y someten a altas temperaturas y fuertes tratamientos.

La nueva generación de tintes, ofrecen tratarlo desde la raíz, pero sin dañar la hebra. Han cambiado el tradicional amoníaco por otros productos igualmente efectivos, pero menos dañinos.

Es altamente recomendable para quienes se realizan procedimiento por primera vez, y quienes desean enriquecer el tono de su cabello sin cambiarlo radicalmente o cubrir las primeras canas.

Hay tintes sin amoniaco de varias casas, la recomendación es leer las etiquetas o consultar con un especialista.