Última Hora

En lo que va del año, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) ha atendido 571 denuncias de robos a viviendas, solo en San José 231 casos menos que en años anteriores.

Las vacaciones son el tiempo ideal, no solo para los que las utilizan para darse un paseo por las zonas más turísticas del país o al aire libre en algún parque. También son el tiempo ideal para los hampones que aprovechan la ausencia de las familias en sus casas y para robarlas

A pesar de que no hay épocas específicas para cometer este tipo de hecho delictivo, las vacaciones siempre son un pico de aumento en las estadísticas policiales.

Aunque gracias a las campañas de prevención y la atención policial entre el 2012 y el 2013 los números en rojo que a la capital se refiere tiene una baja considerable.

En lo que va del año hasta el día de hoy el OIJ atendió 2293 casos en todo el país, de los cuales
571 casos fueron solo en San José.

Mientras que el año pasado se atendieron del 1 de enero al 8 de julio del 2012, 806 casos en San José, 235 casos más de los que se han atendido hasta el momento

Estamos a mitad de vacaciones y una fuerte cantidad de familias, han dejado sus viviendas sin seguridad. Aunque no se ha presentado un aumento considerable, la mayoría de los casos se reportan hasta el regreso de las vacaciones, cuando se percatan del robo cometido

Por eso si usted es uno de los que aún no hace su viaje de medio año tome en cuenta que la casa debe quedar con vigilancia de confianza, ya sea de vecinos o familiares que puedan mantener siempre controlado el ingreso de las personas, o las visitas inesperadas.

Dejar animales solos encerrados en forma de cuidado no es bueno, la bulla que provocan, alertan al ladrón de la falta de un cuidador.

Mantenga puertas, ventanas, portones bien cerrados y solo a una persona con las llaves de los mismos, evite las copias.

Y no deje a la vista artículos de valor que llamen la atención de quien pase frente a su vivienda.

Siempre es importante decirle a alguien que no estará en casa, para que si ve algo sospechoso lo reporte al 9-1-1 o al dueño y así evitar ser una víctima más.