Última Hora

La madrugada del viernes, agentes del OIJ detuvieron en San Ramón a tres sospechosos de robar en la casa de un extranjero en San Carlos.

Un hecho cometido una semana antes y donde los delincuentes prácticamente limpiaron la propiedad.

Se robaron todo cuanto encontraron, desde carros, herramientas y hasta cepillos de dientes. Se presume que el monto total del robo asciende a los 100 millones de colones.

Durante el allanamiento, el OIJ decomisó gran parte de los artículos y presentó todo a la Fiscalía.

El fin semana fue la audiencia en la que el Ministerio Público solicitó contra dos hermanos libertad con medidas cautelares: impedimento de salida del país, firmar cada 15 días y prohibición para acercarse a testigos.

Contra el extranjero, que al parecer trabajaba como guarda en la casa, tres meses de prisión preventiva.

Al final una jueza resolvió dejar a los dos primeros libres y sin medidas, y el tercero también libre pero tiene que presentarse a firmar.

Argumentó, según el departamento de prensa del Poder Judicial, que la investigación no corre peligro con los sospechosos en libertad.

Como era de esperarse y luego de una extensa investigación la resolución dejó con la boca abierta a más de uno.

Y OIJ no descarta pedir una reunión con la Fiscalía para conocer más detalles del caso y la Fiscalía apelar la resolución  de la jueza.