Última Hora

En estas vacaciones, queremos plantear un tema a las familias, para que lo hablen con calma, y en un ambiente que les permita sacar provecho para mejorar la situación.

Las drogas sicotrópicas -marihuana, cocaína, crack- están llegando a los jóvenes, muy jóvenes, y los papás deberían saber cómo detectarlo, cómo enfrentarlo, y cómo tratarlo.

Cinthya Quirós, de programas comunitarios del Ministerio de Seguridad y Franklin Ruiz, del programa DARE nos explicaron más a fondo sobre este tema.

En primera instancia, cuando hablamos de droga no debemos limitarnos a una apariencia física, porque las drogas están al alcance de todos los estratos sociales y todas las edades.

Para poder identificar este tipo de situaciones los padres deben mantenerse informados, sobre los problemas sociales a los que se enfrenta el joven.

Desde el hogar muchas veces puede ser complicado identificar desde el hogar si su hijo está consumiendo drogas.

Existen actitudes que pueden funcionar como alerta a que un joven está consumiendo drogas. Franklin Ruiz asegura que, el cambio de amigos, bajo rendimiento en el colegio entre otras cosas.

Aunque puede haber posibilidad de que los padres no puedan identificar que están haciendo sus hijos, si es importante que los padres le presten atención a los hijos y que no idealicen a los hijos, o piensen que no son capaces de iniciar un vicio.

Por otra parte, Cinthya Quirós considera que a comunicación sigue siendo fundamental en las buenas relaciones familiares.

Si los padres se percatan que sus hijos están consumiendo sustancias ilícitas, deben actuar inmediatamente, buscar ayuda y demostrarle al adolescente que hay un interés de ayudarle.

DARE y Programas Preventivos están impulsando, ahora con más fuerza que nunca, programas directos a escolares y colegiales. Ellos llevan vídeos, charlas, cursos, capacitaciones que incluyen además a educadores y padres de familia.

Los interesados pueden llamar a la Dirección de Programas Policiales Preventivos Capacitación de grupos en general al 800- vecinos, Seguridad Comunitarias de jóvenes al 2234 – 1244 o DARE al 2234 – 1179 / 2234 – 1142 / 2234 – 0991.