Última Hora

Edwin Arce, esposa de doña Floribeth Mora, la mujer que recibió el milagro que llevará a Juan Pablo II a la canonización, asegura que por una especie de juramento con el Vaticano, no pueden dar detalles acerca del tema, hasta después de la conferencia de prensa esta mañana.

“Un juramento con el vaticano nos restringe a dar declaraciones hasta después de la conferencia de prensa, después de la conferencia todo lo que sea, pero por ahora el compromiso no podemos romperlo”, explicó.

Sin embargo, en las afueras de su vivienda en San Diego de La Unión, dijo unas breves palabras acerca del significa que este hecho tiene para la fe católica y para los que se rehúsan a creer,

“Esto, algo tan real, es para que el no creyente crea que existen los milagros, que de verdad hay un Dios, que existe. Nosotros le rezamos bastante a Dios y la intercesión de Juan Pablo II hacia Dios es directa”, dijo, con tono reflexivo.

Desde hace varios días se especuló que el segundo milagro, el que convertiría al papa polaco en santo, tuvo lugar en Costa Rica. Hoy, luego de rumores, la noticia es un hecho, y la población creyente y los seres cercanos a la familia de doña Floribeth, así lo sienten

Maruja Montero, llegó desde muy temprano hasta la casa de esta familia. “Somos muy allegados a ellos, estamos muy alegres, porque después de lo que vivo la familia que fue terrible, esto es una bendición para la familia, para la comunidad”, destacó.