Última Hora

Internacional

Snowden, sin país de asilo, provoca una crisis diplomática en torno a Morales

Edward Snowden, el analista de inteligencia estadounidense refugiado en un aeropuerto de Moscú buscado por Estados Unidos por espionaje, renunció el martes a quedarse Rusia...

AFP Agencia Hace 7/3/2013 4:40:00 PM

Edward Snowden, el analista de inteligencia estadounidense refugiado en un aeropuerto de Moscú buscado por Estados Unidos por espionaje, renunció el martes a quedarse Rusia, al tiempo que la noche se vio marcada por un embrollo diplomático en torno al presidente boliviano, Evo Morales, en viaje de Moscú a La Paz.

En efecto, Morales, aterrizó en la noche del martes en el aeropuerto de Viena, "pero no Edward Snowden", según un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores austriaco, que puso así termino a los rumores, "infundados", según La Paz, de que el hombre que hizo sensacionales revelaciones sobre el programa de espionaje estadounidense podía hallarse en el avión del presidente boliviano.

"El presidente se vio obligado a aterrizar en Viena", después de que Portugal le negara una escala técnica y Francia que sobrevuele su territorio, había declarado antes el ministro de Relaciones Exteriores boliviano, David Choquehuanca, durante una rueda de prensa en La Paz. "Había sospechas infundadas que el señor Snowden estuviera en esa nave, no sabemos quién se inventó esa soberana mentira", agregó el ministro.

Según el ministro de Exteriores boliviano, "Francia y Portugal han puesto en peligro la vida de Evo Morales". Horas después, las autoridades bolivianas informaron de que tanto París como Lisboa habían levantado sus medidas.

Evo Morales llegó a Viena con seis de sus colaboradores y todos pasan la noche en un hotel de la capital austriaca, dijo el portavoz.

En paralelo, la situación de Edward Snowden, que seguiría en Moscú, pareció complicarse el martes, ya que varios de los países a los pidió refugio para evitar ser extraditado a Estados Unidos le han respondido negativamente o con evasivas.

Snowden, quien reveló la existencia de un programa secreto a gran escala de Estados Unidos para espiar las comunicaciones telefónicas y a través de internet, solicitó el asilo a unos veinte países, entre ellos China, Francia, Cuba, Ecuador, Brasil, Bolivia, España, Nicaragua y Venezuela, según WikiLeaks.

España, y Polonia respondieron negativamente a su solicitud. India también le negó el asilo y de paso apoyó el programa de espionaje electrónico de Estados Unidos revelado por Snowden.
Brasil indicó que "no va a responder" formalmente a la petición de asilo de Snowden "encaminado a la embajada en Moscú".

Austria, Finlandia, Noruega, España e Italia confirmaron que habían recibido una petición de asilo político y recalcaron que no cumplía con los criterios oficiales, dando a entender que sería rechazado.

Alemania indicó que examinaría la petición.
Según la presidencia venezolana, el mandatario Nicolás Maduro, quien se encontraba en Moscú para participar en la Cumbre de Países Exportadores de Gas que culminó el martes, reiteró que Venezuela no ha recibido la solicitud de asilo. En caso de recibirla, evaluaría su otorgamiento, afirmó. "Este joven merece ser protegido, él tiene derecho a la protección internacional", dijo Maduro, para quien las denuncias de Snowden sirven para prevenir una guerra.

Al ser consultado sobre si en su avión se llevaría al joven estadounidense, Maduro respondió, según la presidencia: "Nos vamos a llevar muchos acuerdos que vamos a firmar con Rusia, eso es lo que vamos a llevar a Venezuela".

Bolivia, que no ha recibido hasta ahora ninguna petición, también está dispuesta a considerar una demanda de asilo político de Snowden, declaró el martes el presidente boliviano, Evo Morales.

El lunes, Snowden, un exasesor de inteligencia estadounidense, había acusado al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de "presionar a los dirigentes" de los países donde busca protección, en una declaración publicada en la página de la organización WikiLeaks, la primera desde su salida de Hong Kong.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, anunció el martes que Snowden había dejado sin efecto su demanda de asilo, presentada en su nombre el domingo pasado por una integrante de WikiLeaks, que acompaña al joven estadounidense desde su salida de Hong Kong el 23 de junio pasado.

"Cuando ayer supo la posición de Putin sobre las condiciones necesarias para quedarse en Rusia, renunció a su demanda", dijo Peskov. El presidente ruso Vladimir Putin afirmó el lunes que Snowden sólo podía quedarse en Rusia si abandonaba "sus actividades que tienen como objetivo perjudicar" a Estados Unidos. "Está claro que no tiene intención de cesar sus actividades, por lo que debe elegir un país donde ir e irse", había agregado Putin.

Snowden ha filtrado en los últimos días nuevos documentos relativos al espionaje estadounidense de los países europeos.

Esas nuevas revelaciones provocaron una enérgica respuesta de varios países europeos y de instituciones de la Unión Europea. El presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, aseguró que las revelaciones de Snowden ponen a la luz "métodos que eran utilizados en otra época por el KGB", los servicios secretos de la Unión Soviética.

La decisión de Snowden de retirar la solicitud de asilo es una buena noticia para Rusia, estimó Alexandre Konovalov, experto del Instituto de Evaluaciones Estratégicas.

Esta decisión aumenta la presión sobre Ecuador, cuyo presidente, Rafael Correa, había dicho a la AFP que la demanda de asilo en Rusia podía solucionar el caso. No obstante, "si el señor Snowden llega a territorio ecuatoriano y se mantiene la solicitud de asilo, la tendremos que tramitar y lo haremos soberanamente", sostuvo Correa.

Por su parte, el padre y el abogado de Snowden escribieron el martes una carta abierta en la que comparan al joven con Paul Revere, ilustre patriota de la guerra por la independencia estadounidense del siglo XVIII. "Eres un Paul Revere de los tiempos modernos, que llama a los estadounidenses a enfrentarse al peligro creciente de la tiranía y de un Estado sin contrapoderes", afirman Lon Snowden y Bruce Fein, militante de las libertades constitucionales y antiguo miembro de la administración del expresidente Ronald Reagan.

En abril de 1775, durante la guerra por la independencia de Estados Unidos, Paul Revere advirtió a los líderes revolucionarios en Massachusetts de la inminente llegada de las tropas británicas. Su sistema de alerta e inteligencia ha pasado a la historia y lo ha convirtido en un héroe popular.

Además, Fein y Snowden denunciaron las "mentiras extraordinarias" del director de los servicios de espionaje estadounidense, James Clapper, durante una audición ante el Senado estadounidense el pasado mes de marzo.

El padre del analista informático ha concedido varias entrevistas a los medios estadounidenses. El lunes, en unas declaraciones al Washington Times, afirmó que estaba decepcionado por la actitud del gobierno: "Si mi hijo tuvo acceso a informaciones que lo llevaron a creer que se había violado la Constitución, entonces una publicación de informaciones confidenciales no puede ser inconstitucional en ningún caso".