Última Hora

Actualmente, algo que ha atraído a muchas personas, son los denominados "entrenamientos funcionales".

Aquí, la intención no es tanto "verse bonito" haciendo ejercicios, sino tener el cuerpo preparado para enfrentar la rutina de cada día.

El verse bien, es un subproducto de trabajar el cuerpo. Eso está claro, pero lo que muchos a veces pasan por alto, es que el fin primordial de mantenerse en forma, es poder tener la fortaleza para enfrentarse al mundo.

Esto es algo que los llamados entrenamientos funcionales, rescatan. Son ejercicios para funcionar en el mundo real. Hasta el mismo espacio para entrenar, se ve diferente a un gimnasio convencional.

Cada clase se organiza en circuitos que trabajan un grupo muscular en general. Las clases de los entrenamientos funcionales, son grupales, fuera queda el individualismo de alguien con audífonos concentrado en su máquina.
Después de todo, en el mundo real, viajamos en manada.

El nivel del ejercicio se ajusta al nivel de acondicionamiento de la persona, pero tenga la seguridad, de que saldrá puesto a prueba.

El entrenamiento funcional es preparación para que su cuerpo, pueda funcionar, reaccionar, resistir y triunfar cada buen día.