Última Hora

Internacional

El caso Snowden se convierte en pesadilla para los europeos

Incapacidad de responder al unísono a Washington, negativa a dar asilo al exanalista de seguridad estadounidense norteamericano en Moscú pese a los llamados a hacerlo...

AFP Agencia Hace 7/3/2013 10:14:00 AM

Incapacidad de responder al unísono a Washington, negativa a dar asilo al exanalista de seguridad estadounidense norteamericano en Moscú pese a los llamados a hacerlo, roce diplomático con Bolivia: el caso Edward Snowden se está convirtiendo en una pesadilla para los países europeos, pese a ser éstos "víctimas" del programa de espionaje de Estados Unidos.

Al desencadenarse el escándalo de espionaje a gran escala a raíz de las revelaciones de Snowden -un exanalista de la NSA, la poderosa Agencia de Seguridad Nacional-, los europeos, en particular Francia y Alemania, podían reivindicar el estatus de aliado traicionado por Estados Unidos.

Pero, en menos de 24 horas, la crisis puso en evidencia el temor de los europeos de ver a Snowden, de 30 años y refugiado desde el 23 de junio en el aeropuerto de Moscú, desembarcar en su territorio.

El miércoles, Francia y Alemania mostraron claramente sus desacuerdos al tomar posiciones radicalmente diferentes sobre la apertura de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Respondiendo al gobierno francés, que anunciaba su voluntad de postergar el comienzo de las negociaciones comerciales con los estadounidenses, previsto el 8 de julio, el portavoz de la canciller alemana Angela Merkel, Steffen Seibert, afirmó que las discusiones empezarán en la fecha prevista.

"La Comisión quiere emprender las negociaciones el 8 de julio. Y en eso el gobierno (alemán) la apoya. Deseamos ese acuerdo de libre intercambio y queremos también empezar ya las negociaciones", dijo Seibert.

Según una fuente diplomática franceses, ese "incidente de comunicación" entre París y Berlín será resuelto este mismo miércoles por la tarde durante un encuentro entre Merkel y el presidente François Hollande organizado en Berlín paralelamente a una reunión europea sobre el desempleo.

Asilo o no asilo europeo para Snowden
Ese desacuerdo se produce en momentos en que los gobiernos europeos son presionados para que otorguen el asilo político pedido por Snowden.

El estadounidense envió solicitudes de asilo a 21 países, varios de ellos europeos. Los gobiernos europeos concernidos respondieron todos que rechazaban tal solicitud, como Alemania, o bien que no recibieron tal pedido, como Francia.

Entre tanto, varios dirigentes políticos exhortaron a los gobierno a dar refugio a Snowden. En el Parlamento europeo, los 58 diputados ecologistas instaron a la apertura de una investigación sobre las actividades de espionaje de Estados Unidos y estimaron que para los europeos es un deber otorgar asilo al hombre que reveló esas actividades.

El eurodiputado Daniel Cohn-Bendit estimó que dejar a Snowden "en esa tierra de nadie (el aeropuerto de Moscú) es innoble y empaña la imagen de la Unión Europea".

El miércoles, fue el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien instó a acogerlo. "Europa debe mostrarse a la altura y demostrar su voluntad de defender la libertad de información, sean cual fueren los temores de presiones políticas" de Estados Unidos, escribió Assange en un artículo firmado junto con el dirigente de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire.

El martes por la noche, el episodio de la prohibición del espacio aéreo por varios países europeos al avión del presidente boliviano Evo Morales terminó de asentar la impresión de que los europeos tratan de sacarse de encima a Snowden "como a una papa caliente".

Según Bolivia, varios países europeos le cerraron su espacio aéreo al avión del presidente Evi Morales, que regresaba a La Paz desde Moscú, porque creían que Snowden viajaba en el mismo.

La medida, que desencadenó una oleada de reacciones indignadas en toda América Latina, fue rectificada después y el jefe de Estado boliviano pudo reanudar su viaje el miércoles, tras una escala obligada en Viena. Tanto Bolivia como Austria confirmaron que Snowden no se encontraba en el avión.

Se trata de "un error histórico", "de una provocación" y de "una agresión" para "Bolivia y para toda América Latina", dijo Morales antes de partir finalmente de Viena.