Última Hora

¿Recuerda usted haberse “enfiebrado” con el Tae-bo, o con los calentadores, y los aeróbicos?

Cada generación ha tenido su "fiebre" en materia de ejercicios y desde que las sociedades modernas pueden tomarse el tiempo para ejercitarse, hay modas en cuanto al último tipo de entrenamiento.

En el siglo 19, la mecanoterapia consistía, básicamente, en que las máquinas lo menearan a uno por todo lado. Algo que no ha muerto precisamente.

Cuando el siglo 20 estaba en su tercera década, en Alemania, se pusieron de moda las llamadas rohnrads, las usaron las atletas de los juegos olímpicos de Berlín y aún hoy en día, hay grupos de fanáticos que siguen girando con ellas.

En esa misma década, Charles Atlas, el famoso fisiculturista, implementa su curso por correspondencia: llamado "tensión dinámica", su método vendió más de 6 millones de unidades, haciéndolo un hombre muy rico.

Llegados los años 80, los llamados aeróbicos. Tanto el término, como el sistema, fueron acuñados por el doctor Kenneth Cooper y la coronel Pauline Potts, ambos de la fuerza aérea, en un libro de 1968.

Pero indudablemente, la reina de este tipo de ejercicios fue la actriz Jane Fonda, quien construyó una fortuna sobre la venta de más de 17 millones de videocassettes con sus rutinas de ejercicios.

Pujando por la atención de los que buscaban un estilo de vida activo, estaba también los jazz aeróbics, a inicios de los 90's estos comenzaban a intentar capitalizar la popularidad de mezclar tipos de música con ejercicios.

Siempre en los 90's, el primer método de Fitness basado en artes marciales que fue comercialmente exitoso, fue el Tae Bo, implementado por Billy Blanks, un practicante de artes marciales, para 1999 se estima que se habían vendido más de millón y medio de sus videos.

Y para completar la trinidad de fiebres de los 90's tenemos al zumba, creado por el coreógrafo colombiano Beto Pérez y que incluye hip hop, salsa, merengue, samba, mambo y unos cuantos movimientos de artes marciales.

Hoy en día, más de 14 millones de personas toman clases de zumba en más de 150 países.

Nuestro siglo 21 ha visto la fiebre de sistemas que utilizan la denominada "confusión muscular", mediante combinación de ejercicios sin necesidad de máquinas, diseñados para ser hechos en casa y con una controlada nutrición, sistemas como el px90 y el Insanity se mercadean por internet y prometen resultados en menos de 90 días.

Y ya en la segunda década de este siglo, la última fiebre en acelerarnos la adrenalina, son los llamados entrenamientos funcionales. Pero de eso, veremos más a continuación.