Última Hora

El lunes, el Plenario aprobó en segundo debate reformas a la Ley General de la Persona Joven.

Uno de los incisos modificados, estaría eliminando cualquier tipo de discriminación para contraer matrimonio. Se trata del inciso m del artículo 4, que dice así:

"el derecho al reconocimiento, sin discriminación contraria a la dignidad humana, de los efectos sociales y patrimoniales de las uniones de hecho que constituyan de forma pública, notoria, única y estable, con aptitud legal para contraer matrimonio por más de tres años.

A criterio del diputado José María Villalta, no haber incluido las palabras "matrimonio entre hombre y mujer", deja clara la legalidad de las uniones sin ningún tipo de discriminación.

Y que aquellos que tengan entre 18 y 35 años pueden establecer relaciones de hecho con derechos patrimoniales.

Esa tesis, no es compartida por buena parte del plenario, pues no existe modificación alguna al Código de Familia, que es, el que regula en el país las condiciones para contraer matrimonio.

Desde el 6 de junio anterior, cuando se aprobó en primer debate el proyecto. Villalta venía anunciando que no incluir las palabras "hombre y mujer", dejaría con derecho las uniones del mismo sexo.

Otros diputados han pedido que la mandataria vete esas reformas y no las sancione.

Sin embargo, Villalta explica que si la discusión se acrecienta, será la Sala Constitucional la que defina lo que a futuro respecta con uniones del mismo sexo.