Última Hora

La muerte del francés, Gerald Vigorett de 60 años, fue probablemente por una asfixia.

Y es que cuando el cuerpo del hombre fue encontrado dentro de una casa en la urbanización Pinares, en San Pedro de Montes de Oca, estaba con el rostro completamente tapado por cinta adhesiva.

Además, tenía sus manos y pies amarrados, y parte de las cosas de su vivienda preparadas para ser robadas.

Versiones preliminares indican que el extranjero llegó hasta su casa con una mujer que se hacía acompañar de otros dos hombres.

En apariencia, una vez dentro de la vivienda golpearon y amordazaron a la víctima.

Tras ser sorprendidos, la mujer y los dos hombres lograron huir del lugar pero fueron plenamente identificados por los agentes.