Última Hora

Internacional

Minera canadiense rescinde contrato por polémico proyecto de oro en Argentina

El convenio original que autorizaba la exploración con opción a producción de minerales en Famatina había sido suscripto en agosto de 2011

AFP Agencia Hace 7/2/2013 10:51:00 AM

BUENOS AIRES, 2 julio 2013 (AFP) - La minera canadiense Osisko Mining Corporation y el gobierno de la provincia argentina de La Rioja (noroeste) firmaron la rescisión de un contrato de exploración de una mina de oro en la localidad de Famatina por falta de consenso social, según un decreto publicado este martes.

El convenio original que autorizaba la exploración con opción a producción de minerales en Famatina había sido suscripto en agosto de 2011, pero su ejecución estaba suspendida desde enero de 2012 debido a las protestas de los pobladores y de organizaciones ecologistas.

"La continuidad y persistencia de dichos acontecimientos de confrontatividad (protestas de pobladores y organizaciones ecologistas), imposibilitaron hasta la fecha dar inicio a las actividades programadas generando graves consecuencias de orden económico y social a la provincia", advirtió el decreto del gobierno riojano.

Según las autoridades de La Rioja, "estos hechos (las protestas) generaron perjuicios irreversibles desde el punto de vista económico".

A finales de enero de 2012, Osisko había anunciado la suspensión del proyecto luego de que el gobierno provincial informara sobre la postergación de las obras preliminares para la apertura de una mina de oro en la región de Famatina debido a las protestas de los habitantes y las asociaciones ambientalistas.

Los pobladores de Famatina, 1.600 km al noroeste de Buenos Aires, bloquearon durante meses el acceso al lugar donde Osisko tenía previsto en 2012 invertir 10 millones de dólares en estudios de campo para medir el impacto de su proyecto en el medio ambiente, según dijo la empresa al suspender las tareas.

Los habitantes de la pequeña localidad (unos 6.000 pobladores) pretendían desde un inicio la anulación del contrato con Osisko, a la que habían acusado de querer abrir una mina a cielo abierto en el monte General Belgrano, "disfrazada del 'megaproyecto minero de Famatina'".

"El accionar de los grupos autodenominados antimineros lastimó seriamente aspectos garantes de una inversión legítimamente conseguida, pero que sin embargo, dado el tiempo transcurrido, la previsibilidad que debió reunir para garantía de tal inversión se transformó en lo opuesto", justificó el decreto.

Marcela Crave, de la Asamblea de Vecinos de Famatina, expresó su satisfacción por la anulación del contrato y dijo que "el gobierno retrocedió no porque esté convencido, sino porque se encontró con la resistencia de los vecinos".