Última Hora

Internacional

Voraz incendio en Arizona fuera de control tras engullir a 19 bomberos

Mientras tanto, las autoridades evacuaban a cientos de personas de los poblados de Yarnell y Peeples Valley.

AFP Agencia Hace 7/1/2013 8:36:00 PM

PRESCOTT, 2 julio 2013 (AFP) - Unos 400 bomberos continuaron batallando el lunes contra un incendio fuera de control en Arizona (suroeste de Estados Unidos), que cuadruplicó su tamaño tras matar el domingo a 19 efectivos en la peor tragedia para los combatientes del fuego desde los atentados del 11 de septiembre.

El incendio de la colina de Yarnell (135 km al noroeste de Phoenix) se cebó con los integrantes de un cuerpo de élite en el que sólo hubo un sobreviviente. Se trata de la peor pérdida para los bomberos desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la peor tragedia en un incendio forestal en 80 años.

Recordando a los 340 bomberos que murieron en Nueva York hace 12 años, la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, dijo en conferencia de prensa: "Así como honramos la memoria de los efectivos perdidos ese día cuando ingresaron a las torres en llamas, recordaremos a los valientes hombres" de Yarnell.

Los cuerpos de los bomberos, cuyos nombres fueron revelados este lunes, desfilaron en un cortejo de vehículos blancos, mientras que en un improvisado monumento al lado de la estación de las víctimas, que consistía en banderas estadounidenses y 19 botellas de agua ordenadas en forma de corazón, la gobernadora Brewer ordenó colocar las banderas a media asta hasta el miércoles.

El presidente Barack Obama llamó por teléfono a Brewer, una republicana con la cual ha tenido tiranteces en el pasado, para ofrecerle ayuda federal para combatir el fuego.

Desatado el viernes por un rayo, el fuego no estaba controlado en ningún sector y es combatido actualmente por 400 bomberos, el doble que el día anterior, dijo Mary Rasmussen, del servicio forestal estadounidense.

"Es una situación muy complicada", agregó el portavoz de gestión de tierras de Arizona Dennis Godfrey. "Los fuertes vientos son un verdadero peligro, mucho más porque cambian de dirección continuamente".

Mientras tanto, las autoridades evacuaban a cientos de personas de los poblados de Yarnell y Peeples Valley.

Se esperaba que el lunes llegara ayuda federal para Arizona, reportó el diario, y los funcionarios calcularon que al menos unas 250 viviendas quedarán destruidas por el fuego, prácticamente la mitad del poblado de Yarnell.