Última Hora

El volcán Poás registró, la mañana de este viernes, una erupción de ceniza que alcanzó los 3 kilómetros de altura y fue vista desde diferentes puntos del Valle Central.

Lea también: Fotos y videos muestran magnitud de la erupción del coloso de este viernes.

Raúl Mora, vulcanólogo de la Universidad de Costa Rica, indicó que la enorme columna está lanzando ceniza hacia el sector de Alajuela. 

Reportes que llegaron a la redacción de Teletica.com dan cuenta de un fuerte olor a azufre. 

Numerosas imágenes muestran la imponente columna desde puntos como La Guácima, Tibás, Paseo Colón, Grecia, La Uruca, Palmares, Santa Ana, Naranjo y San José centro, entre otros lugares.

El vulcanólogo Gino González, de Volcanes Sin Fronteras, explicó que esta erupción es catalogada como "bastante violenta", y que no sería de extrañar que haya otras más de manera "constante", en virtud de que el sistema está muy inestable.

Lea también: CNE decreta alerta verde en siete cantones por erupciones del volcán Poás.

Asimismo, hizo un llamado de atención a las personas para que permanezcan lejos de quebradas como la del río Desagüe, en los Bajos del Toro, que arrastran enormes cantidades de material volcánico.

Igualmente, le pide a la gente no tratar de llegar cerca del coloso para observar la enorme columna. 

Mora aprovechó para llamar la atención sobre el riesgo de las correntadas o flujos de sedimentos que bajan del coloso en las aguas de afluentes como el Desague. Estos flujos -conocidos como lahares- suelen arrastrar lodo, ceniza, material orgánico y piedras.

Lea también: Advierten del riesgo de flujos de sedimentos que bajan del coloso tras erupción.

Por su parte, la Comisión Nacional de Emergencia mantiene un monitoreo constantes del coloso y zonas aledañas, tales como Poasito, donde evacuó de manera preventiva a seis menores y nueve adultos de los sectores de Lagunilla y Providencia. Además se han movilizado 14 unidades de Cruz Roja en puntos estratégicos.

Este jueves el volcán registró dos eruociones, una en la mañana y otra en la tarde. La primera generó una columna que se elevó un kilómetro.

Colaboró el periodista Álvaro Sánchez.