Última Hora

La población de cocodrilos ha aumentado notablemente en todo el país. Ahora que miles de familias están de vacaciones de medio año es necesario conocer bien el comportamiento de estos animales para evitar accidentes como el que se presentó este fin de semana.

Laura Porras experta de la Universidad Nacional, explicó algunos de los cuidados que se deben tener para no ser atacados por alguno de estos animales.

Al igual que los seres humanos los cocodrilos atacan porque se sienten amenazados, sienten que se invade su hogar. Es una acción natural, porque son animales territoriales.

“Algo que las personas deben tener en cuenta que el ser humano no es una presa natural del cocodrilo pero pueden atacar si se sienten en peligro”, dijo Porras.

Porras asegura que los cocodrilos muerden para hundir a la persona y ahogarla, pero no para comérsela.

La experta agregó que al igual que una culebra u otros animales salvajes los cocodrilos son especies de cuidado y que más bien corresponde a los humanos tener cuidado de no invadir su territorio para evitar estos ataques.

En estas vacaciones muchos llevan a sus mascotas a los ríos y en el caso de los perros, si representan una presa para el cocodrilo. No existe otra forma de cuidar a los perros, que no sea cuidándolos y manteniéndolos en un lugar seguro.

En el país existen ríos en los cuales ya se sabe que es común ver cocodrilos, incluso en las zonas que frecuentan.

Sin embargo, hay otros ríos que no. Lo ideal es que el vacacionista haga una revisión del lugar durante el día y procure alejarse de los animales.

Porras concluye que el problema no son los cocodrilos sino la falta de precaución de los visitantes.