Última Hora

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) ve casi imposible sancionar a quien publique una foto de su voto en las redes sociales.

Una ciudadana chilena publicó este domingo en twitter una fotografía con su voto, con motivo de las elecciones primarias en ese país. Dejó en evidencia la preferencia con el candidato independiente Andrés Velasco.

Pero casi de manera inmediata, eliminó la fotografía sin embargo esta ya era virus.

Luego publicó otra donde claramente se observa cuando introduce la papeleta a la urna.
En Chile, si una persona es sorprendida grabando o fotografiando su voto se expone a ser detenida por el delito de cohecho.

El TSE, explica que desde el 2006 existe un reglamento que prohíbe el ingreso con cámaras, teléfonos u otros artefactos que permitan tomar fotografías.

Pero eso, no supone un delito y se hace casi imposible sancionar a quien haga pública una fotografía con su voto.

El código electoral, en su artículo 180, si prohíbe hacer público el voto dentro del recinto: "cuando, después de haber votado, un sufrágate haga público su voto, mostrando deliberadamente alguna papeleta, el presidente de la junta se la decomisará y la aparatará, con la razón correspondiente de nulidad".

En el Tribunal, reconocen que analizar caso por caso sería muy complicado. Cerca de un millón y medios de costarricenses con derecho al voto tiene entre 18 y 40 años. Segmento que según estudios está más familiarizado con la tecnología.

Ante una posible publicación masiva de imágenes, el Tribunal aclara que no se suspendería el proceso electoral.

La otra situación que preocupa, es que hacer público un voto a través de redes sociales, pueda suponer el pago de ese sufragio. Pues a través de las redes podría darse garantía de que se votó por un determinado candidato.