Última Hora

A partir de este lunes no se podrá pescar camarón, corvina, pargo y otras especies en el Golfo de Nicoya.

La veda decretada por el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura se extenderá por tres meses.

La medida afectará a 2.500 pescadores, quienes recibirán un subsidio por parte del Instituto Mixto de Ayuda Social, serán unos 140 mil colones mensuales por familia.

El objetivo de esta prohibición es proteger los recursos marinos y permitir la recuperación de las especies.

Para garantizar el cumplimiento de la veda, habrá un operativo conjunto con Guardacostas, Fuerza Pública y el Servicio Nacional de Salud Animal.