Última Hora

Salir a pasear nos relaja, nos da el chance de unirnos como familia y de conocer nuestro país. Sin embargo, tenemos que ser consecuentes y que nuestro paseo no sea un problema para el medio ambiente.

En estas vacaciones, muy probablemente, usted entre en mayor contacto con la naturaleza. Para ello es necesario respetarla y seguir ciertas pautas.

Por ejemplo cuando uno va a la playa tener cuidado y llevar bolsas plásticas. Asimismo, no se deben meter vehículos en la playa, esto podría alterar ecosistema ahí.

Quizás todos alguna vez han recogido conchas de la playa para llevarlas como un recuerdo. Sin embargo, si se suman todas esas personas puede que el efecto en la naturaleza sea más grande de lo que se piensa.

El quitar todo este material calcáreo de ecosistema podría en un futuro afectar la creación de más conchas.

Por otra parte casos donde de verdad se busque el contacto con la fauna marina, como en el avistamiento de ballenas y delfines, tampoco se hallan exentos de consejos.

Porque existen casos en que las personas se acercan demasiado a las ballenas, lo que puede ser peligroso, pues los animales salvajes no se sabe cómo reaccionar.


Todos necesitamos la naturaleza y las vacaciones nos dan una oportunidad para ello, seamos consecuentes y cuidémosla.