Última Hora

Erick Prince, un empresario cercano a la Casa Blanca, intentó abrir un canal secreto de comunicación entre el presidente estadounidense Donald Trump y el mandatario ruso Vladimir Putin, en una reunión secreta que destapó The Washington Post.

Según la publicación, la cita tuvo lugar en las islas Seychelles (océano índico) y fue organizada por los Emiratos Árabes Unidos. El encuentro ocurrió el pasado 11 de enero, nueve días antes de que el empresario fuera investido presidente.

Prince, fundador de la empresa de seguridad Blackwater, fue además un ávido donador de la campaña de Trump.

Si bien la agenda completa de la cita no fue revelada, los Emiratos habrían colaborado con el fin negociar intereses comunes, en especial relacionados con Siria e Irán. También tenían interés en debilitar la alianza entre Moscú y Teherán.

El príncipe Sheikh Mohamed bin Zayed al-Nahyan se hizo cargo de las gestiones de la reunión. Antes ya se había reunido con el yerno de Trump, Jared Kushner y el entonces teniente general Michael Flynn, más tarde consejero de Seguridad Nacional.

La reunión se celebró en los mismos días en que las agencias estadounidenses hicieron público el informe que concluía que el ciberataque sufrido por el Partido Demócrata de Hillary Trump fue orquestado por Rusia.

Según el Washington Post, la idea de futuras reuniones existía, pero el estallido del escándalo ruso y la caída de Flynn se trajo abajo los planes.

Incluso los contactos no oficiales entre Trump y Putin se volvieron “políticamente riesgosos”, afirmó el Post.