Última Hora

Desprendimiento de techos, caída de árboles y un poste del tendido eléctrico, fueron los resultados de los fuertes vientos que se presentaron en gran parte del territorio costarricense la noche del sábado.

Según confirmó el corresponsal de Telenoticias en la provincia de Limón, Marvin Carvajal, en la costanera que lleva a Moín, se dio la caída de cables del tendido eléctrico, derribando un poste que terminó obstruyendo el paso en la carretera.

Además se dio el reporte de caída de árboles sobre la vía, lo que dificultó el paso de automóviles.

Policía de Tránsito tuvo que llegar a este punto para regular el flujo vehicular, y evitar accidentes de tránsito.

Incluso, vecinos de la comunidad Villa del Mar, que venían bus de esa ruta, tuvieron que bajarse y caminar hasta sus casas pues el bus no podía circular.

Personal del Instituto Costarricense de Electricidad, cortaron los árboles que presentaban problemas y realizaron trabajos de limpieza en la vía.

A través del Facebook de Telenoticias, varios usuarios reportaron esta situación:

Jeison Jiron Campos: “En este momento en la zona de Guápiles está pasando vientos huracanados extremadamente fuerte tanto así que las latas se ven donde pasan volando”.

Maximiliano Ugalde Cordero: “Fuertes Vientos En La Zona de Jiménez de Pococí”.

Maria Delgado: “Ventolero en Jiménez, Guapíles. En las casas de los vecinos se cayeron unas latas”.

Rebeca Morera, experta del Instituto Meteorológico Nacional, explicó que este fenómeno se dio por el ingreso de un “núcleo importante de nubosidad que provocó fuertes vientos descendentes desde la nube hasta la tierra”.

Esta situación estuvo acompañada por el ingreso de vientos alisios desde el Mar Caribe.

Morera recordó que desde días anteriores, la Zona Norte y el Caribe, “pasan por una condicion atmosférica inestable”, que facilita el ingreso de humedad y nubosidad.

Vientos alisios se mantendrán hasta el martes

Los fuertes vientos también se presentaron en otros lugares del país, como el Valle Central y Guanacaste.

El IMN reportó ráfagas con velocidades mayores de 50 y 70 kilómetros por hora en esos lugares respectivamente.

“Los vientos alisios se van a mantener, es algo normal de la época, se espera que en el país se perciban hasta el martes, con mayor afectación en Guanacaste.