Última Hora

“Es el día más triste de mi vida, futbolísticamente hablando. Estoy apenado y soy el entrenador responsable del club. Me da mucha tristeza verlos llorar en el campo y con un futuro incierto”, fueron las palabras del técnico de Uruguay de Coronado, Ronald González. 

Caras largas y mucha tristeza reflejaron los jugadores lecheros al final del partido de este domingo, luego de perder en casa contra la Universidad de Costa Rica (UCR) y por ende descender a la Segunda División.

“Estas son las consecuencias de todo el torneo, porque teníamos que ganar y no ganamos para poder permanecer. Yo soy uno de los responsables también de que el equipo haya descendido”, dijo Kenny Cunningham en declaraciones a la prensa. 

“No supimos ganar un juego, ahora hay que seguir y dar gracias a la afición por seguirnos”, agregó.

Este domingo es un día de olvido para todos ya que descienden luego de caer al sótano de la tabla acumulada en el último partido del torneo de Verano.

“Es una lástima que este equipo descienda. Lo intentamos desde hace tiempo y no pudimos sacar un partido de los últimos siete que tuvimos, fue difícil y ahora no podemos derramar lágrimas”, indicó el jugador Paulo Rodríguez.

“Nosotros tenemos la culpa y ahora hay que aceptar la realidad”, dijo con lágrimas en los ojos el portero Erick Sánchez.