Última Hora

Ella fue una de las pintoras más famosas del país. Ganó todos los premios que pudo y expuso en las principales galerías. 

Hoy no recuerda nada de eso. Una enfermedad mental se robó su memoria, pero encontró en su única hija el amor necesario para vivir. 

Se trata de doña Grace Blanco, quien ya no pinta como antes, pero gracias a algunos amigos artistas, su hija puede vender estos grabados que son una réplica de la obra “Eternamente bella”, con la cual ganó su premio nacional de pintura. Son pocas los grabados que quedan.

Su hija necesita adecuar su baño y comprar pañales,entre otras muchas necesidades. 

Si usted desea comprar uno de ellos puede llamar al 8811-1011. Todo el dinero recaudado será para que la artista viva más cómoda.