Última Hora

Columbia, Estados Unidos | AFP|  Donald Trump llegará como favorito al "supermartes". En las últimas 24 horas recibió el espaldarazo de dos gobernadores, Chris Christie de Nueva Jersey y Paul LePage de Maine, y de la exgobernadora de Arizona Jan Brewer.

"Van a tener un gran problema conmigo", advirtió Trump el domingo en CNN aludiendo a los ataques de otros precandidatos republicanos.

"Reunimos un número considerable de gente", afirmó, de ciudadanos "encolerizados por la forma en que este país es dirigido", pero también por "la manera en que es dirigido el Partido republicano", advirtió.

Al mismo tiempo desató nuevas polémicas, luego de retuitear una cita de Benito Mussolini.

También el domingo, se negó a tomar distancia de David Duke, dirigente de extrema derecha y exjefe del Ku Klux Klan, que apoya al magnate.

Presionado para condenar al KKK y a los movimientos que apoyan a los extremistas,  Trump explicó que antes debería "informarse" sobre esos grupos.

Esas declaraciones ambiguas fueron criticadas por tres de los otros cuatro precandidatos republicanos, Ted Cruz, Marco Rubio y John Kasich.