Última Hora

El técnico holandés, Louis Van Gaal, se llevó el show en el juego entre el Manchester United y el Arsenal.

Durante el partido, el técnico acudió al cuarto árbitro para protestar por un supuesto piscinazo del jugador londinense Olivier Giroud y fue tanto su molestia que él mismo decidió simular la caída del futbolista, regalando el momento más cómico del encuentro.

El ManU ganó el encuentro 3-2 en el Old Trafford.