Última Hora

La española Carla Suárez, número 11 de la WTA, ganó su segundo torneo como profesional al imponerse en la final de Doha a la letona Jelena Ostapenko, ante la que remontó para ganar 1-6, 6-4 y 6-4, victoria que le servirá para escalar hasta el número 6 mundial.

Su 'bautismo' como ganadora en la WTA se produjo en 2014, cuando se coronó en el Abierto de Portugal.

Suárez, que más tarde perdió la final de dobles (junto a Sara Errani, 6-3 y 6-3 ante Hao-Ching Chan y Jung-Jan Chan), se tomó la revancha ante Ostapenko, que a sus 18 años es una de las mayores promesas del circuito femenino y que la eliminó en el último Wimbledon.

La tenista canaria de 27 años, que el lunes ascenderá al sexto puesto de la WTA (el mejor ranking de su carrera), necesitó de una hora y 51 minutos para batir a su talentosa rival, a la que le pudo la presión después de ganar con gran autoridad la primera manga.

"Esta victoria es mágica, significa mucho, este torneo es realmente duro. Las mejores jugadoras del mundo estaban aquí y tienes que jugar todos los días, no es fácil", señaló Suárez.

- Nueva número 6 mundial -

"Es increíble, un sueño hecho realidad. Estoy en el Top-10, en el número seis, es algo muy especial", añadió la jugadora que vive en Barcelona.

Ostapenko voló en la primera manga para imponerse en 26 minutos. Pero Suárez empezó a decantar la balanza con un rotura de servicio decisiva en el séptimo juego de la segunda, aumentando el nivel y el ritmo del partido.

Suárez fue capaz de controlar sus errores directos, sumó 25, mientras que Ostapenko se fue hasta los 45.

Una rotura nada más comenzar la manga decisiva la dejó en camino de la victoria. En cuanto se confirmó, la canaria saltó de alegría y acudió a abrazarse con su entrenador y el resto de su equipo técnico.

"Fue una gran semana para mí. Sólo intenté jugar como puedo y dar lo mejor que tengo. Es bueno (entrar en el Top-50) pero es sólo el primer paso. Mi objetivo es llegar más arriba", señaló Ostapenko, cuya entrenadora es su madre.

La letona añadió que con los 259.000 dólares que ha ganado en Doha (hasta esta semana había ganado 290.000 dólares en su carrera profesional) se comprará su primer coche.

Como ganadora de este prestigioso torneo Suárez recibió un cheque de 518.000 dólares. La competición repartió 2,5 millones de dólares.