Última Hora

La agencia internacional Standard & Poor's le dio a Costa Rica una calificación negativa en su último informe crediticio publicado el jueves. 

Nuestro país pasó de ser catalogado como BB a BB-, es decir; ahora se encuentra entre las naciones con alto riesgo financiero.

Esta reducción “refleja la ausencia de reformas fiscales, y el debilitamiento de las finanzas públicas”, según el ministro de Hacienda, Helio Fallas.

Ante esto, el Gobierno insiste en que es urgente aprobar nuevos impuestos, pues por la falta de ingreso, el Estado se sigue endeudando.

En caso de que esta situación no mejore, los expertos advierten que es el posible que aumenten las tasas de intereses, lo que limitaría la capacidad de endeudamiento de los costarricenses.