Última Hora

Zurich, SUISSE | AFP | El italo-suizo Gianni Infantino ganó este viernes en Zúrich la elección presidencial de la FIFA y se convirtió en el sucesor de Joseph Blatter, con la complicada tarea de devolver la credibilidad a la organización, hundida desde hace nueve meses por escándalos de corrupción.

Infantino consiguió en la segunda vuelta 115 votos. Necesitaba una mayoría simple, de más del 50%, y la cifra para ello era de 104. El otro gran favorito, el jeque bahreiní Salman, reunió 88 sufragios en la segunda vuelta, por 4 del príncipe jordano Ali y cero del francés Jérôme Champagne.

Antes de la votación el nuevo jerarca detalló algunos de sus planes, especialmente en el aspecto económico, prometiendo que redistribuirá el 25% de los ingresos de FIFA a las federaciones.

"La FIFA genera 5.000 millones de dólares (4.500 millones de euros). ¿Es normal que no se puedan destinar 1.200 millones a las federaciones?", se preguntó el secretario general de la UEFA.

"Es vuestro dinero, no es el dinero del presidente", añadió Infantino, aplaudido por los asistentes al Congreso.

En la etapa 2011-2014, la cifra de negocio de la FIFA se elevó a 5.700 millones de dólares. El Mundial de Brasil de 2014 aportó por sí solo 4.800 millones de dólares.

Cada federación afiliada a la FIFA recibe un millón de dólares cada cuatro años en el marco del Programa de Asistencia Financiera (PAF) establecido en 1991, así como otras cantidades en el marco de programas de apoyo al desarrollo.

Infantino quiere destinar cinco millones de dólares cada cuatro años a cada federación y un millón de dólares suplementario a las federaciones de lugares más aislados, para financiar los gastos de transporte.