Última Hora

Los Estados miembros de la UE deben castigar con al menos cuatro años de prisión a los traficantes de especies salvajes, exhorta la Comisión europea en el marco de un plan de acción presentado el viernes en Bruselas.

"Si las cosas siguen a este ritmo, un niño nacido hoy verá desaparecer a los últimos elefantes y rinocerontes salvajes antes de su 25 cumpleaños" advirtió el Comisario a cargo de Medio Ambiente, Karmenu Vella.

La UE es una región de destino, origen y tránsito de tráficos de especímenes de fauna y flora, vivos o muertos, recuerda el ejecutivo europeo.

El tráfico de especies salvajes genera ingresos de 8.000 a 20.000 millones de euros cada año en todo el mundo para los grupos de criminalidad organizada.