Última Hora

Desde choques, asaltos en paradas de buses y hasta peleas callejeras, son parte de las escenas que graban a diario desde el centro de monitoreo de la Policía Municipal de Heredia.

150 ojos electrónicos convierten a la zona central de esta provincia en una de las más vigiladas del país.

Las cámaras colocadas por la municipalidad herediana intentan reforzar la seguridad de la ciudad.

Y en muchas ocasiones aportan información valiosa.

Como en el caso que se muestra en el video adjunto. El conductor del microbús choca por detrás al taxi, y cuando los testigos le ayudan a salir del vehículo, es evidente su estado de ebriedad.

Cuando desde el centro de monitoreo detectan algún incidente o actividad sospechosa, se alerta a unidades de Fuerza Pública o de la Policía Municipal.

Según el ayuntamiento herediano, en un corto plazo 80 cámaras más se agregarán al sistema de vigilancia.