Última Hora

Las autoridades descubrieron el primer brote de rabia paralítica bovina de este año en una finca del cantón de Corredores, Zona sur.

El Servicio de Salud Animal (Senasa) informó que en la finca ya han muerto dos bovinos.

Con el fin de proteger la salud de los pobladores y de los animales, el Senasa estableció medidas sanitarias y declaró la finca en cuarentena.

También se realizará captura de vampiros en la zona debido a que es el vector de mayor importancia para la transmisión de esta enfermedad.