Última Hora

San José es la cuarta ciudad de Latinoamérica con la mejor calidad de vida para los expatriados, según el informe anual de la consultora internacional Mercer.

Esta consultora -especializada en gestión del talento, salud, previsión social e inversiones- ubica a la capital costarricense (en el puesto 105 a nivel global) por debajo de Montevideo (78), Buenos Aires (93) y Santiago de Chile (94) en este estudio realizado para que las multinacionales analicen las condiciones de sitios donde, eventualmente, podrían enviar personal. En total se analizaron 230 capitales.

Más abajo de San José están: Monterrey (108), Río de Janeiro (121), Ciudad de México (127), La Paz (156), Caracas (185), La Habana (191) y Puerto Príncipe (227). 

Los primeros cinco sitios en el mundo son para: Viena, Zurich, Auckland (capital de Nueva Zelanda), Múnich y Vancuver (Canadá), en orden descendente. Los tres últimos sitios se ubican en Yemen, República Centroafricana e Iraq.

Mercer elabora su lista anual con base en el análisis de 39 factores; entre ellos, la seguridad, calidad del entorno sociopolítico, económico, ambiental y cultural, salud, infraestructura, educación y hasta entretenimiento (cines, teatros, restaurantes).

Para este estudio la seguridad se convirtió en un tema relevante y que impactó con fuerza a la mayoría de ciudades en el mundo.

“Las crecientes amenazas globales a la seguridad, los desplazamientos de la población como resultado de la violencia y el malestar social en algunos centros de negocio clave, añaden a los desafíos que deben afrontar las multinacionales cuando analizan la seguridad y la salud de sus empleados expatriados. 

"Las organizaciones multinacionales necesitan datos precisos y métodos objetivos para determinar los costes implicados en compensar el deterioro de los estándares de vida y seguridad personal  cuando se compensa a los expatriados”, explicó Rafael Barrilero, socio de Mercer, en el documento que contiene los resultados del estudio.

Agregó: "Otros aspectos que añadir a los costes de seguridad son obtener alojamiento seguro, tener desarrollado un programa extenso de seguridad del expatriado con acceso servicios profesionales de evacuación y soporte médico, y finalmente ofrecer  formación de seguridad y tener unas oficinas con vigilancia”.