Última Hora

El presidente Barack Obama fijó sus criterios el miércoles para la designación de un miembro de la Suprema Corte de Justicia estadounidense, insistiendo en que no nombrará a alguien que busque legislar desde su cargo.

La intención de Obama de designar a un sucesor del juez conservador Antonin Scalia, quien murió sorpresivamente el mes pasado, enfrenta dificultades en el Congreso, donde los republicanos ya amenazaron con bloquearla.

Prometiendo consultar "a gente a lo largo del espectro político" para tomar su decisión, Obama dijo que designará a alguien "que reconozca los límites del papel judicial, que comprenda que el trabajo de un juez es interpretar la ley, no legislar".

"Busco jueces que tomen sus decisiones independientemente de toda ideología particular o agenda, principalmente con el compromiso con la justicia imparcial, con respeto por los antecedentes, y determinación de aplicar estrictamente la ley a los hechos", escribió en su sitio web SCOTUSblog.

Obama ya nombró a dos juezas para la Suprema Corte, Elena Kagan y Sonia Sotomayor, ambas consideradas liberales.

Sus comentarios probablemente sean vistos como una señal de que designará a alguien de centro para remplazar a Scalia.

"Cuando los senadores se aprestan a cumplir con su responsabilidad constitucional de considerar a la persona que yo designe, espero que actuarán con rapidez para confirmar la nominación, a fin de que la Corte pueda continuar sirviendo plenamente al pueblo estadounidense".