Última Hora

Un plan busca convertir a Curridabat en un cantón que produzca su propia energía con ayuda de Franklin Chang.

Soledad es una mujer que acostumbra preparar tortillas y batidos para el desayuno, algo que ahora representa un gasto de energía pero en poco tiempo su casa podría pasar de consumir a producir electricidad.

La investigación para que Curridabat en un cantón autosuficiente está a cargo de Franklin Chang y tiene un costo de 21 millones de colones.

Durante 4 meses se realizarán estudios en el cantón para valorar las posibilidades, pero desde ya se manejan algunas opciones.

La energía sobrante se almacenará en forma de hidrógeno, allí es donde entra la tecnología desarrollada por Ad Astra Rocket.

Los resultados de la investigación estarán listos en abril y se espera que a finales de año se vean los primeros cambios en el cantón.