Última Hora

A raíz de  varios accidentes, el hospital de Niños pedirá que se prohíba la venta de andaderas.

Un menor de meses y vecino de Desamparados permanece internado luego de que cayera sobre él agua hirviendo. En este caso según el centro médico hubo dos negligencias por parte de la persona que cuidaba el menor. 

Primero, el permitir que un infante se acerque a la cocina y el otro, el uso de la andadera.

Aunque le cueste creer, las andaderas facilitan a que este tipo de hechos se presenten y por eso es que las autoridades del hospital presentarán ante las  autoridades una solicitud de eliminación de este aparato en los comercios.

Según la doctora, Olga Arguedas, las andaderas son sumamente peligrosas y hasta evitan que el menor se desarrolle de la mejor manera.

La propuesta será presentada en los próximos días ante las autoridades del Ministerio de Salud y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).