Última Hora

Sao Paulo, Brasil | AFP | Brasil avanzó este lunes en su vacuna contra el dengue con un acuerdo por unos 25 millones de dólares entre el gobierno y el centro de investigación biomédica Butantán para financiar su última fase de pruebas.

Esta vacuna contra el dengue, que mató más de 860 personas el año pasado en Brasil, podría estar lista en unos dos años y abrir la puerta al desarrollo de una vacuna contra el zika, dijo la presidenta Dilma Rousseff al encabezar la firma del acuerdo entre el instituto y el ministerio de Salud.

Los científicos buscan que la vacuna contra el dengue sea efectiva contra los cuatro serotipos que existen del virus, transmitido por el mosquito Aedes aegypti, que también es vector de otras dolencias como la fiebre chicunguña y el zika.

"Sin sombra de dudas éste es un avance para Brasil", celebró Rousseff durante una ceremonia en la Universidad de Sao Paulo (sureste), donde se firmó el acuerdo.

"Con esto se inaugura un momento especial porque estamos frente a un desafío: llegar a la vacuna contra el virus zika", enfatizó la presidenta. 

Esta tercera etapa de pruebas de la vacuna comenzó el lunes con la participación de 17.000 voluntarios de todo el país, que serán seguidos durante cinco años. En ese periodo la vacuna seguirá en evaluación, pero autoridades de la salud dijeron que la previsión más optimista es que la vacuna esté disponible dentro de unos dos años. 

Para avanzar hacia una vacuna contra el zika, los científicos exploran dos opciones: desarrollar una vacuna exclusiva contra ese virus o transformar la vacuna contra los cuatro serotipos del dengue en una polivalente que también proteja del zika. 

El ministerio de Salud anunció recientemente el primer acuerdo internacional para desarrollar esta vacuna, en una investigación conjunta entre Brasil y la Universidad de Texas Medical Branch de Estados Unidos. El gobierno brasileño dispondrá de 1,9 millones de dólares en los próximos cinco años.

Según las previsiones, el producto contra el zika podría ser desarrollado en unos dos años. Por Brasil participará el Instituto Evandro Chagas, bajo jurisdicción del ministerio de Salud.

Visita de la OMS

Vinculado al gobierno de Sao Paulo, el Instituto Butantán ya realizó la primera y segunda fase del proceso para obtener la vacuna contra el dengue con una inversión por unos 100 millones de reales (unos 25,1 millones de dólares al cambio). Ahora, para la tercera y última, prevé una inversión total por 300 millones de reales en cinco años.

Los 200 millones de reales (USD 50,2 millones) restantes podrían ser aportados también por el gobierno a través de otros mecanismos de financiación del ministerio de Ciencia y Tecnología o del estatal Banco de Desarrollo BNDES.

Brasil registró el año pasado un récord de 1,5 millones de casos de dengue y enfrenta una epidemia de zika, señalado como responsable de causar microcefalia en fetos al infectar a las mujeres durante la gestación.

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, llegará este martes a Brasil para evaluar in situ la epidemia del zika y reunirse con Roussef y el ministro de Salud Marcelo Castro, así como con madres de bebés con microcefalia en Recife (noreste), una de las ciudades más afectadas por el brote.