Última Hora

El cantante español Alejandro Sanz interrumpió su concierto del sábado pasado en Rosarito, México, para pedir la expulsión de uno de los asistentes, ya que según él estaba agrediendo a una mujer.

Los hechos ocurrieron al momento en que el intérprete de Amiga mía cantaba su primera canción.

Como muestra uno de los videos capturados por uno de los asistentes, Sanz dejó de cantar mientras con el dedo señalaba entre el público al hombre agresor.

"Les pido disculpas por el episodio de antes, porque yo no concibo que nadie toque a nadie y menos a una mujer", comentó el cantante mientras era ovacionado por los asistentes.

Según medios internacionales el hombre fue expulsado del concierto.