Última Hora

El japonés Kei Nishikori, número 7 en el ranking de la ATP, es la principal amenaza para el español David Ferrer (6 de la ATP) que en este 2016 irá por su quinto título del Abierto mexicano de tenis, a disputarse en el balneario de Acapulco (sur) del 22 y al 27 de febrero.

Desde hace seis años Ferrer ha sido el gran protagonista del Abierto Mexicano. Lo ha dominado con cuatro títulos individuales, tres de ellos consecutivos: 2010, 2011 y 2012, además del que se adjudicó en 2015.

Con cuatro títulos, el 'Rey' David está igualado con el austriaco Thomas Muster (1993, 1994, 1995, 1996) como los más ganadores del certamen por lo que este año podría quedar como al máximo monarca.

Ferrer también llegó a la final en 2013, año en el que sucumbió ante su compatriota Rafael Nadal.

En 2014, el valenciano fue el primer sembrado del torneo, pero quedó fuera en cuartos de final al retirarse por lesión del partido que disputaba ante el sudafricano Kevin Anderson.

La huella que Ferrer ha dejado a sus 33 años de edad en el Abierto mexicano incluye también la corona de dobles que se ciñó en 2005.

El reinado que David Ferrer ha instaurado en Acapulco estará amenazado este año por Nishikori. 

El japonés es seis años más joven que el español y también sabe lo que es dominar un torneo pues apenas la semana anterior ganó el ATP de Memphis por cuarta vez en fila.

Ya Nishikori puso en jaque a Ferrer el año pasado en Acapulco cuando se enfrentaron en la final, pero el español sacó el oficio y se impuso 6-3 y 7-5.

Elenco femenino sin top ten

Mientras el cuadro de hombres de este nuevo Abierto mexicano tendrá un par de jugadores del Top Ten, el de mujeres no ofrece figuras sembradas entre las primeras 10 del ranking mundial de la WTA.

Este año la principal figura de las mujeres es la bielorrusa Victoria Azarenka que actualmente ocupa el decimoquinto lugar del escalafón.

La eslovaca Dominika Cibulkova, reina de Acapulco en 2014 y actualmente en el peldaño 66 de la WTA, también resalta en el elenco de mujeres.

Por su lado, la suiza Timea Bacsinszky, campeona del Abierto mexicano en 2015, no estará este año para tratar de revalidar su título.

El Abierto mexicano es un torneo categoría Open 500 para la ATP y es de corte internacional para la WTA. Se juega en el complejo Mextenis cuyas canchas tienen pista dura; el estadio donde se encuentra la pista principal, donde se disputará la final, tiene una aforo para 7.500 espectadores.

La bolsa a repartir del evento es de 1,45 millones de dólares: 1,2 para los hombres y 250.000 para las mujeres. El campeón masculino se llevará además 500 puntos para el ranking mundial; la ganadora en la rama femenina se adjudicará 280 unidades para su escalafón.