Última Hora

Estocolmo, Suecia | AFP | La estrella británica Mo Farah se impuso fácilmente en 3.000 metros, mientras que el marroquí Abdelaati Iguider realizó la mejor marca mundial del año en 1.500 metros, con  3:34.94, este sábado en la cuarta y última etapa del World Indoor Tour de Glasgow.

En 3.000 metros, Farah, la gran estrella de la reunión, se hizo con el control de la carrera tras cubrirse dos terceras partes, para ganar con tranquilidad, con 7:39.55, con más de un segundo de ventaja sobre el keniano Augustine Choge.

Tras hacerse el miércoles con el récord del mundo en sala de 1.000 metros, el yibutiano Ayanleh Suleiman perdió el protagonismo en favor de Iguider, al terminar segundo en 1.500. El marroquí, que había firmado el miércoles la mejor marca mundial del año de 3.000 metros, reincidió al lograr el récord de la temporada en 1.500.

El campeón paralímpico alemán Markus Rehm, amputado de una pierna y que salta con una prótesis, ganó la longitud con una marca de 8,10 metros, cuando participaba por primera vez en una prueba de la IAAF en sala.

En la categoría femenina, la holandesa Dafne Schippers ganó en 60 metros, con 7.10, sin mejorar el mejor registro de la temporada, que ella implantó, con 7.00, en Berlín el 13 de febrero.

Terminando por este orden en 1.500 metros, la holandesa Sifan Hassan (4:01.40) y la etíope Gudaf Tsegay (4:01.81) se acercaron al tiempo de 3:56.46 realizado el miércoles por la etíope Genzebe Dibaba, poseedora del récord del mundo y ausente en Glasgow.