Última Hora

La localidad de Wangaratta, en Australia, está desbordada por el llamado "pánico peludo": una maleza que crece de manera desproporcionada y rápida, pero que no es tóxica para los seres humanos.

La BBC explica que los residentes de este pueblo limpian a diario sus casas, con tan mala suerte que al día siguiente la maleza lo envuelve todo.

Conocido por su nombre en latín Panicum effusum, esta hierba se ha desbordado producto de la sequía que golpea a esta zona australiana. El problema es mayor en las casas que colindan con potreros y campos.

Los gatos y perros no corren peligro, pero las ovejas y corderos sí se pueden ver afectados. La BBC indica que si estos dos últimos animales comen esta maleza en grandes cantidades pueden desarrollar una enfermedad conocida como "cabeza grande amarilla".