Última Hora

Una planta de tratamiento en mal estado en Poás de Alajuela tiene a los vecinos viviendo en medio de pésimos olores. 

Desde que Perros de traba llegó a Poás de Alajuela supo que algo no olía bien y la culpable de todo es una planta de tratamiento de aguas residuales, propiedad de la municipalidad.

Según cuentan los vecinos, fue construida hace 4 años pero nunca sirvió; las aguas negras y jabonosas salen prácticamente igual y van a dar a la quebrada El tigre, mejor conocida como el paraíso del zancudo. 

El olor tan nauseabundo que sale ahí atrae todo tipo de moscos que afectan prácticamente un kilómetro, sin embargo, los reclamos y peleas de vecinos por que les resuelvan el problema no ha dado ningún resultado.

El año pasado, el mediados de marzo los vecinos llamaron a una doctora para que hiciera unos exámenes porque había miedo en la población por la cantidad de moscos. Se llegó a pensar que era el dengue, pero tras la investigación el mosco nace por la misma contaminación.

Algo tan simple como almorzar se ha vuelto una misión imposible, de eso da fe el dueño de una soda cercana.

Los vecinos recurrieron a Perros de traba cansados de pedir ayuda a la municipalidad. Al buscar una respuesta y visitar a la vicealcaldesa, Sofía Murillo, aseguró que van a trabajar en una solución definitiva.

Otro caso

Hay denuncias que deben atenderse inmediatamente y varios vecinos de Metrópolis 3 en Pavas llamaron a Perros de traba para denunciar que los fuertes vientos de los últimos días doblaron una enorme palmera a tal punto de convertirla en un verdadero peligro.

Los vecinos temen que caiga en sus casas o que genere un incendio pues ya toca los cables del tendido eléctrico.

Perros de traba no quiere que pase una tragedia y por eso nos fuimos inmediatamente a la municipalidad de San José. 

Ahí nos atendió el jefe de mantenimiento de parques, Alfonso Salas, quien se asustó por esta situación y le dio la razón a la comunidad.

El equipo periodístico de Perros de traba volvió a Pavas acompañados por una cuadrilla municipal que puso fin al problema.

Otra comunidad que dormirá tranquila esta noche y eso sin duda es motivo de sobra para sonreír.