Última Hora

La guapísima actriz colombiana, Sofía Vergara, sin duda alguna dejó perplejos a muchos dentro y fuera del Staples Center de Los Ángeles, en el cierre de la edición número 58 de la entrega de los Grammys 2016.

Y es que Vergara movió sus caderas al mejor ritmo del Taxi de la forma más dinámica, audaz y sobre todo sensual, pero en realidad eso no es lo más impactante, lo impresiónate es que el minivestido que lució esta diva pesaba un poco más de 10 kilos.

Los cristales que colgaban más la estructura en sí del vestido, hicieron que fuera más pesado de lo que ella esperaba.

En una entrevista para la revista internacional THE EDIT, Vergara afirmó: “Debajo de mis vestidos hay una estructura tan complicada que acabo sangrando al final de las entregas de premios. Creo que en unos diez años sería buena idea someterme a una reducción (de pecho). Creo que ni siquiera va a ser una opción no hacerlo porque voy a empezar a tener dolores de espalda”.

Sin duda alguna la actriz de la popular serie Modern Family tendrá que controlar sus caprichos en cuanto al vestuario, de lo contrario le podrían cobrar una cara factura.