Última Hora

La diputada Ligia Fallas defiende las visitas nocturnas de asesores y otras personas a su despacho en el Congreso.

El documento detalla como un sábado a las 9:40 p. m., un asesor fue encontrado junto a una mujer ajena al Congreso. Consultado por el oficial dijo que se encontraba trabajando.

Fallas si tiene un permiso desde octubre pasado para el uso de la oficina los sábados. Un intercambio de cartas con Antonio Ayales lo avala. Pero no indica horas.

El informe también denuncia la negativa de la diputada para que en una ocasión se revisara un grupo de ocho personas que ingreso a su despacho. Lo que representó una falta al protocolo de seguridad.

El partido le pedirá cuentas.

Fallas defiende los trabajos y visitas a su despacho. Ubicado en el segundo piso del edificio diagonal al Sion en Cuesta de Moras.