Última Hora

El presidente Luis Guillermo Solís intentó reivindicarse frente a conservacionistas tras ser declarado enemigo de los tiburones.

Ese título, lo reconoce el mismo, pero trata de dejarlo de lado. 

Solis habló este miércoles frente a defensores de los tiburones de varias partes del mundo reunidos en San José. 

El mandatario fue galardonado como enemigo de los tiburones. Ese título lo tuvo antes el expresidente Abel Pacheco. 

Lo organización Shark Project lo nombró por permitir políticas que amenazan a la especia marina. 

El motivo, entre 2014 y 2015 el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) permitió la exportación de algunas toneladas de aleta de tiburón. Aunque el portillo se cerró y fue corregido, ya era tarde. 

Solís ganó la nominación como enemigo de los tiburones.