Última Hora

El Tribunal Disciplinario acogió el recurso de revocatoria presentado por el Herediano, tras la sanción recibida luego del juego del pasado 3 de febrero ante Cartaginés. Esa noche el cotejo fue suspendido tras choques entre las barras de ambas instituciones.

Originalmente a los florenses se les impuso una multa de 500.000 colones, pero la resolución del disciplinario absuelve de los hechos a los heredianos.

Según explicaron desde la Unafut, se determinó que los rojimarillos respondieron a una agresión de los de Cartago.

Esta no fue la primera vez que la violencia interrumpió un juego entre Cartaginés y Herediano. Al igual que esta vez en la temporada 92-93 los cuadros tuvieron que finalizar el partido en una fecha diferente.

En aquella ocasión, hace 23 años, el estadio Fello Meza lucía abarrotado y a diferencia de lo sucedido este miércoles, los incidentes se presentaron entre la barra de Cartago y la Fuerza Pública.

El partido finalizó tres semanas después en el Estadio Nacional, donde Herediano finalmente se coronaría campeón.